Wadi Rum

Conocido como el Valle de la Luna por su sorprendente aspecto formado por granito y piedra arenisca de color rojizo, el desierto de Wadi Rum es un escenario de película que compone una de las visitas imprescindibles en Jordania.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el desierto de Wadi Rum ha estado habitado desde la Prehistoria y todavía se pueden seguir las huellas que las diferentes culturas dejaron a través de los petroglifos.

Wadi Rum se hizo especialmente conocido gracias a Lawrence de Arabia, quien cruzaría el desierto en varias ocasiones durante la Revolución Árabe. Inevitablemente enamorado de este lugar tan especial como todo aquel que lo visita, llegó a incluirlo en su libro, Los Siete Pilares de la Sabiduría.

Wadi Rum no es un desierto como los demás, y su carácter especial lo ha convertido en el escenario de rodaje de varias películas como Marte, Lawrence de Arabia o Aladdín.

Qué hacer en el desierto de Wadi Rum

El desierto de Wadi Rum está habitado por tribus de beduinos con campamentos que ofrecen alojamiento y actividades a los turistas. Estas son algunas de las opciones más populares:

  • Excursión en 4x4: Una de las actividades que se suelen hacer en el desierto de Wadi Rum son las excursiones surcando las dunas en 4x4. Durante el recorrido se visitan las zonas donde se rodó la película Marte, impresionantes arcos de piedra, cuevas nabateas y se puede disfrutar del atardecer desde diferentes miradores con vistas infinitas al desierto.
  • Paseo en camello: Un paseo en camello por el desierto de Wadi Rum al amanecer o al atardecer ofrece otro punto de vista del desierto y es una experiencia inolvidable.
  • Cena tradicional: Al más puro estilo beduino, las noches en el desierto saben a carne y verduras cocinadas bajo la tierra durante horas. El festín suele ir acompañado de una buena hoguera y de música típica para alegrar los sentidos.
  • Nada: A menudo nos vemos envueltos por las prisas y las ganas de hacerlo todo, pero en algunas ocasiones lo mejor para disfrutar de un lugar es no hacer nada. Simplemente dejarse envolver por la paz que transmite el desierto, la arena caliente y los paisajes que se modifican a medida que cambia la luz.
  • Dormir bajo las estrellas: Dormir en el desierto de Wadi Rum es una de las mejores experiencias que se pueden disfrutar en Jordania. Para vivir una experiencia inolvidable, a la hora de reservar el hotel en Wadi Rum es recomendable que busquéis habitaciones “burbuja” o “lunares”. Estas habitaciones esféricas cuentan con enormes ventanales que permiten vivir el amanecer de un modo mágico.
  • Paseo en globo: Si queréis disfrutar de la inmensidad de las dunas y rocas a vista de pájaro, la mejor forma de contemplar la magnitud del desierto de Wadi Rum es con un paseo en globo.

Cómo llegar al desierto de Wadi Rum

La forma más común de llegar al desierto de Wadi Rum es con una excursión o bien como parte de un circuito por Jordania, de este modo os dejarán directamente en el campamento por lo que no tendréis ninguna complicación.

Si optáis por ir al desierto de Uadi Rum en vuestro coche de alquiler, podréis dejarlo en el centro de visitantes y desde el campamento en el que tengáis la reserva enviarán a alguien a recogeros.

Como es de suponer, no es posible llegar al desierto utilizando el transporte público.